Seleccionar página

¿Entramado socio-cultural, espejismo o criaturas de la red? 

 

Apertura al trastorno dismórfico corporal

 

 

 

Fotografía: Ana Maisonave

 

Cristina García-Esquinas Maisonave

 

En este complejo entramado sociocultural y de las redes sociales, la interacción entre la imagen corporal y el Trastorno Dismórfico Corporal (TDC) despierta un profundo interés desde la psicología. 

 

¿Es doloroso no saber quién soy? 

El trastorno dismórfico corporal (TDC), anteriormente llamado dismorfofobia, se define como “la preocupación excesiva y desproporcionada por un defecto mínimo o imaginario en la apariencia física. La percepción del defecto comienza generalmente en la cara, aunque puede iniciarse o extenderse a cualquier parte del cuerpo. Es una enfermedad que provoca una fuerte alteración en la vida del paciente. El deterioro que percibe el sujeto le exige demandar constantemente soluciones médicas o quirúrgicas” 

El TDC suele comenzar en la adolescencia, con un inicio habitual alrededor de los 16 años, aunque pueden detectarse síntomas claros desde los 12 a 13 años incluso desde los 9. 

Normalmente el síndrome se desarrolla entre individuos de clase alta muy influenciados por los medios de comunicación y redes sociales, que reflejan estándares de belleza muy perfectos, en exceso irreales, con una percepción exagerada o errónea de defectos físicos imperceptibles o imaginarios.  

Se estima una prevalencia entre el 1.7 % y el 2.4% de la población, dependiendo del grado de desarrollo económico del entorno; de esta, la categoría las personas que buscan atención dermatológica representan el 12.7 %, si bien los que solicitan cirugía estética tienen una tasa de TDC del 15.6 %. Hay un ligero predominio femenino de TDC, siendo el 60% de los pacientes niñas y mujeres. 

 

Los criterios para el diagnóstico utilizando el DSM-5(1) del TRASTORNO DISMÓRFICO CORPORAL (TDC) son: 

  1. Preocupación por uno o más defectos o imperfecciones percibidas en el aspecto físico que no son observables o parecen en general sin importancia.
  2. Como respuesta a la preocupación en exceso por el aspecto, se reproducen con alta frecuencia de gestos tales como; mirarse al espejo, asearse a sin responder a una pauta razonable, rascarse la piel insistentemente. Existe un deseo de asegurarse de las cosas con dobles comprobaciones y se realizan frecuentemente manifestaciones de comparación de su aspecto con el de otros semejantes    
  3. La preocupación con la que viven constantemente los afectados causa malestar significativo o deterioro social, laboral y de otras áreas importantes del funcionamiento del individuo.
  4. La preocupación por el aspecto? mejor por la inquietud acerca del tejido adiposo o el peso corporal en un sujeto cuyos síntomas cumplen los criterios diagnósticos de un trastorno de la conducta alimentaria.

 

Cabe especificar:

  • Especificar si: 
  • Con dismorfia muscular: Al sujeto le preocupa la idea de que su estructura corporal es demasiado pequeña o poco musculosa. Este especificador se utiliza incluso si el sujeto está preocupado por otras zonas corporales, lo que sucede con frecuencia.
  • Especificar si:

*Indicar el grado de introspección sobre creencias del TDC (p.ej., “Estoy feo/a” o “Estoy deforme” 

  • Con introspección buena o aceptable: El sujeto reconoce que las creencias del TDC son clara o probablemente no ciertas o que pueden ser ciertas o no.
  • Con poca introspección: El sujeto piensa que las creencias del TDC son probablemente ciertas.
  • Con ausencia de introspección/con creencias delirantes: El sujeto está completamente convencido de que las creencias del TDC son ciertas.

 

Filtros y edición: Distorsión de la Realidad 

El uso generalizado de filtros y herramientas de edición en las redes sociales puede distorsionar la percepción de la realidad y la imagen corporal, especialmente entre adolescentes, un colectivo vulnerable. Esta distorsión puede nutrir la insatisfacción corporal y contribuir al desarrollo de trastornos de la conducta alimentaria y de la ingesta de alimentos, así como la ortorexia y vigorexia (Vigorexia y ortorexia: carencias nutricionales o excesivo consumo de algún nutriente que altera el balance nutricional). 

 

 

Reflejos Alterados: La Comparación Constante y la Distorsión de la Imagen Corporal en Redes Sociales 

La constante exposición a imágenes idealizadas y estándares de belleza poco realistas en las redes sociales ha generado un fenómeno preocupante. 

La continua comparación con modelos corporales “ideales” o “el ideal de belleza” el cual uno aspira en una etapa temprana en nuestro desarrollo, carece de sentido en el contexto actual, donde el uso de plataformas digitales ansía y estrechan nuestro espectro de preferencia y en muchos casos esta tendencia psicológica se intensifica, dando lugar a una creciente insatisfacción corporal y, en otros, al desarrollo del trastorno dismórfico de nuestro propio cuerpo. 

 

Los desafíos de la exposición selectiva en Redes Sociales: Autoestima, autoconcepto, autoevaluación y sus manifestaciones depresivas. 

En el mundo social hoy en día, la imagen que proyectamos muchos en las redes sociales puede tener un gran impacto en nuestra autoestima y en cómo nos vemos a nosotros mismos. Nos compararnos constantemente con lo que vemos en Instagram, TikTok , Snapchat, YouTube, Facebook y otras plataformas que puede generar inseguridades y distorsionar nuestra percepción de la realidad. 

 

Durante nuestra interacción cotidiana, juegan un papel fundamental. La comparación constante en el mundo real con el “ideal o de fantasía”, la baja autoestima y la depresión son resultados frecuentes del efecto de las redes sociales en nuestra propia percepción corporal. La constante comparación y la sensación de no alcanzar los estándares de belleza pueden generar emociones negativas y una percepción distorsionada de uno mismo y del concepto de realidad, así como un incremento en la tasa de suicidio mostrada a continuación. 

 

Tasa de suicidio en el TDC 

Entre el 2-3% de la población, especialmente los adolescentes, experimenta el Trastorno Dismórfico Corporal (TDC), el 80 % tendrá ideación suicida y entre un 25 y 30% ha intentado o consumado el suicidio y de ellos la tasa anual de suicidio es del 0,3% una de las tasas más altas de todos los trastornos psiquiátricos.  

 

Ansiedad Social y Aislamiento Emocional 

La ansiedad social se caracteriza por un temor intenso a ser juzgado o rechazado en situaciones sociales. Esto puede llevar a evitar interrelación general, lo que contribuye al aislamiento emocional. El aislamiento emocional implica una interconexión interpersonal. Ambos pueden afectar negativamente la calidad de vida y el bienestar emocional de la persona. 

 

Abordaje del Problema y Estrategias de Intervención 

Para abordar el impacto negativo de las redes sociales en nuestra percepción corporal el TDC y salud mental, es esencial tomar medidas conscientes: 

  1. Conciencia y autocuidado: Reconocer cómo nos afectan las redes sociales emocionalmente y limitar su uso cuando sea necesario.
  2. Selección de cuentas de forma cuidadosa desarrollando tu propio criterio: Seguir perfiles que promuevan una imagen corporal positiva y la diversidad.
  3. Educación mediática: Entender cómo se manipulan las imágenes en línea y desarrollar habilidades para analizar de forma crítica y reflexiva el contenido que vemos.
  4. Buscar apoyo social: Compartir nuestras experiencias con personas de confianza o unirnos a grupos de apoyo.
  5. Promover la aceptación y diversidad: Participar en conversaciones que desafíen los estándares de belleza y fomenten la valoración de nuestras cualidades internas.

Al tomar estas medidas, podemos trabajar hacia una relación más saludable para nosotros mismos y crear un entorno en línea que promueva el bienestar y la aceptación. 

 

 

Conclusión 

El impacto de las redes sociales en la imagen corporal y la salud mental es significativo. La distorsión de la realidad, la comparación constante y la ansiedad social son desafíos importantes. Abordar este problema requiere conciencia, selección cuidadosa de contenido, educación mediática, apoyo social y promoción de la aceptación. Al hacerlo, podemos trabajar hacia una relación con nosotros y el uso de las nuevas tecnologías de manera más saludable. 

 

 

BIBLIOGRAFÍA 

https://www.sochiderm.org/web/revista/25_3/5.pdf 

https://accessmedicina.mhmedical.com/content.aspx?bookid=1440&sectionid=94750077#:~:text=La%20Comisión%20Nacional%20de%20Arbitraje,pueden%20ser%20positivas%20o%20negativas”. 

(1)DSM-5 MANUAL DIAGNÓSTICO Y ESTADÍSTICO DE LOS TRASTORNOS MENTALES. ED PANAMERICANA. AMERICAN PSYCHIATRIC ASSOCIATION. 

https://www.cmed.es/actualidad/trastornos-de-la-conducta-alimentaria-anorexia-bulimia-vigorexia-megarexia-ortorexia-_671.html#:~:text=%2D%20Vigorexia%20y%20ortorexia%3A%20carencias%20nutricionales,cuerpo%2C%20conocida%20cient%C3%ADficamente%20como%20dismorfofobi 

TRASTORNO DISMÓRFICO CORPORAL: Un desorden Complejo. Diagnóstico y Tratamiento Combinado. Tania Borda y Ricardo Pérez Rivera. Ed: EAE

Manual básico de la asignatura Psicología del Desarrollo I. Segunda Edicición Revisada UNED 

file:///Users/macbookgorka/Downloads/Dialnet-ActualizacionDelTrastornoDismorficoCorporal-8910134.pdf Vol. 8(2), febrero 2023 – ISSN: 2215-4523 / e-ISSN: 2215-5279 http://revistamedicasinergia.com